Rumbosimple

Cuanto cuesta viajar por Corea del Sur en bicicleta

Este post es la segunda parte de una serie en la cual intento orientar respecto a los costos de viajar por cada país de los que visitamos en nuestro viaje, en esta ocasión  el viaje por Corea del sur en bicicleta. Puedes ver todos el contenido actual de la serie aquí.

Corea del sur.

Uno de esos saltos de fe enormes a lo desconocido. Esa exquisita sensación en el estómago de bajarse de un avión y no entender nada, sentirse perdidísimo y con el peso psicológico de saber  que te toca un mes en ese lugar. Me encanta.

Sabíamos por las referencias de Lucas, un argentino que con su pareja ya habían atravesado Corea,  que la comida sería cara pero acampar fuera de las ciudades sería muy fácil. Eso me tranquilizó bastante, pues sin duda cuando nos toca pagar alojamientos, éstos terminan siendo la mayor parte del gasto total.

En este análisis del costo necesario para recorrer el país no añado los costos de llegar hasta ahí, ni el costo del viaje siguiente afuera del país, pero aprovecho de mencionarlo:

  • Para entrar a Corea volamos de Taipei (Taiwán) hasta Seúl, en un vuelo de la aerolínea Scoot, con sede en Singapur. Los pasaje nos costaron $78 USD cada uno, pero al ser low-cost tuvimos que pagar además 30 kilos de equipajes para las bicicletas y nuestras alforjas. El costo de esto, más el adicional  por pagar con tarjeta de crédito (siempre una sorpresa desagradable) sumó $41 USD adicionales cada uno. Dando un total de $119 USD para el total del vuelo.
  • Para salir de Corea lo hicimos desde el puerto de Busan, en un ferry que nos llevó a Fukuoka, en Japón. Este viaje nos costó $66 USD por persona, más impuestos y un pequeño cobro por las bicicletas que sumaban $17 USD, dando un total de $83 USD por persona.

En Corea en total estuvimos 30 días y nuestros costos de estadía por pareja se pueden resumir de la siguiente manera:

Gasto en dólares de estadía por un mes en Corea del sur.

El tipo de cambio durante nuestra visita era aproximadamente 1.100 Won por dólar americano, el cual es bastante estable. Como pueden ver fue una estadía relativamente barata, pero esto esconde el hecho de que Corea es un país bien caro y nosotros nos tuvimos que ajustar bastante, en especial en la comida. Aquí un pequeño desglose de cada categoría:

  • Comida: Corea del sur fue el país más caro en este ítem de todo el viaje. Comerse una fruta allá es prohibitivo. Un día encontramos un árbol de duraznos maduros y casi lloramos de la emoción. Una coreana nos explicó que la fruta se usa en una ceremonia mensual para honrar a los familiares difuntos, y por ende en el comercio sólo se vende fruta perfecta. En todo el país no encontramos siquiera un camión vendiendo la de segunda calidad. Ir a un restaurant también era muy caro, y para un vegetariano las opciones no eran muchas. Las pocas veces que fuimos a restaurants salí bastante desilusionado pues es todo muy picante y a base de fideos, muchas veces fríos. Nuestra comida más común entonces fue ramen (pastas 3 minutos), los cuales mejorábamos con cebollas que pedíamos en las plantaciones del camino. Desayunábamos por lo general huevos con pan y café hechos en nuestra cocinilla, y los almuerzos eran fríos: sándwiches u otra cosa comprada en tiendas de servicio tipo 7-eleven, generalmente acompañada de mantequilla de maní, para mantener una cuota calórica decente.

Si vas en un formato de turismo más tradicional sí te podemos recomendar los bibimbaps, una especie de sushi roll local servido con algún vegetal misterioso en pickle, realmente adictivo. Si vas a hacer actividad física, aléjate del kimchi, suerte de repollo (col) conservada en ají que te sirven en TODOS lados.  Para no dejarlos tan mal parados debo mencionar que la gente que conocimos todos recomiendan la comida marina, en especial el pescado en el sur, sólo que nosotros como vegetarianos ni la probamos.

  • Alojamiento: Para viajeros en bicicleta realmente es aconsejable simplemente acampar. Nuestro gasto se desglosa en
    • un Airbnb bien barato que encontramos para recorrer Seúl por dos días (no cuentes con Couchsurfing o warmshowers, casi no existe en el país).
    • Un lujito que nos dimos en Suanbo, un hotel con aguas termales, desayuno gratis y cocina disponible para usar por algo así como $41 USD/noche.
    • Una noche del terror bajo una tormenta en Jeju, de la cual terminamos arrancando pagando una noche en un bed & breakfast familiar, $45 USD.
    • Dos noches en un Airbnb en Busan con una simpática pareja coreano-canadiense. En Busan nos quedamos 2 noches porque quedamos de juntarnos con un amigo mío que andaba de viaje de trabajo. Realmente no me gustó mucho la ciudad, no le daría dos días para recorrerla.
  • Transporte: El gran responsable de que este gasto no sea casi nulo fue nuestra decisión de ir a la isla de Jeju, en el sur de Corea (Por supuesto que esta es la gracia de poder recorrer todo Corea del sur en bicicleta por ciclovía). Es el lugar más turístico del país, con algunas playas y una impresionante montaña a la cual ir a hacer trekking. Lamentablemente a nosotros nos tocó pésimo clima y no estábamos de ánimo para bajarnos de la bici a escalar. El costo total por los dos ida y vuelta a la isla en un ferry que toma toda una noche fue de $180 USD. El resto es el metro del aeropuerto de Seúl a la ciudad. El aeropuerto es una isla artificial conectada a la ciudad sólo por autopista así que no hay cómo salir pedaleando de ahí.
  • Shopping: En Corea nos tocó abrigarnos un poco, sobre todo en el noreste, en la ciudad de Chuncheon (cerca de donde fueron las olimpíadas de invierno de 2018). Nos hemos comprado un saco de dormir, que no necesitamos durante toda nuestra estadía en el sudeste, una chaqueta cortavientos y el resto fue un regalo por el cumpleaños de mi mamá que mi amigo Martín se ofreció amablemente a llevar a Chile.
  • Misceláneos: Gastos no considerados que duelen, aunque en este caso fueron pocos. Cámaras de repuesto después de mi doble pinchazo en 15 minutos, el pasaporte de cicloturismo por el país y bencina para nuestra cocinilla MSR.

 

Infraestructura corea del sur en bicicleta

La mejor infraestructura del mundo para la bicicleta.

Efectivamente no tuvimos ningún gasto en entretenimiento como entradas, juegos, etc. ¿Significa que lo pasamos mal?

¡No! Estaría de vuelta viajando por Corea del sur en bicicleta hoy mismo si sólo de mí dependiera, esta vez para hacer la ciclovía de la costa. Claro que el dinero ayuda a hacer la estadía más amena, pero nunca subestimes lo feliz que te puede llegar a hacer un amanecer en tu carpa, bebiendo café junto a un río, sintiéndote del todo seguro, anticipando lo que el día deparará.

Puedes leer más de nuestro paso por Corea del sur en bicicleta aquí.

Comentarios

comments

One thought on “Cuanto cuesta viajar por Corea del Sur en bicicleta

  1. Pingback: Cuanto cuesta viajar por Taiwan en bicicleta - Rumbosimple