Pedaleando España- Cataluña

Hoy es Jueves 24 de  Septiembre de 2015 y estamos de nuevo viajando. No viajando aun en las bicis, esta vez en ferry, pero estamos en movimiento! Para comprender mi emoción creo que es necesario remitinros al 16 de Julio…
Tras exactamente 3 años de pololeo, le pedí a la Cami que se casara conmigo. A esa altura ya teníamos claro que íbamos a retomar el viaje en la fecha prevista, yo había conseguido un trabajo de un mes en Perú del cual ya llevaba una semana y la Cami estaba mayormente desocupada. Así, como pueden ver no habían muchos motivos por los cuales no casarnos antes de volver no? Luego pedaleando España y Cataluña tendríamos una linda historia que contar.

Transcurrieron exactamente 48 días entre propuesta y matrimonio. Suena a poco pero hicimos una ceremonia sencilla diseñada por nosotros, en un lugar conocido y contamos con ayuda de mucha gente para que todo saliera bien. Además si de verdad no quieres estresarte con un matrimonio es importante delegar y confiar en la gente, por ejemplo de la decoración  yo no supe nada hasta ese mismo día y me casé con pantalones, gillete, zapatos, corbata y calcetines prestados.

La boda fue el 4 de Septiembre, al día siguiente la resaca dio paso a la realización de que en 6 días más volvíamos a Europa y no habímos siquiera revisado nuestro equipo. Eso sin contar que teníamos que cerrar todos nuestros temas en Chile, visitar a la familia de la Cami en Talca y despedirnos de nuestros amigos… Al final sólo un poco de stress mediante logramos embarcarnos en el avión con nuestras bicis correctamente embaladas el Domingo 13 de Septiembre a las 13:05.Increíble como cambia la gente. Hace menos de 5 años mi discurso era que prefería pasar el 18 en Chile a cualquier otro  lugar en el mundo. De ahí a ni siquiera considerarlo un factor a la hora de elegir la fecha de regreso no hay tanto trecho, asunto de prioridades me imagino.

Nuestro avión de vuelta tuvo como destino Palma de Mallorca, la misma ciudad desde la cual nos fuimos y hogar de mis tíos Ximena y Alberto. Es a nuestro juicio uno de los lugares más agradables, tranquilos y lindos que hemos conocido, y si en el futuro decidimos erradicarnos fuera de Chile este lugar corre con amplia ventaja. Cuando nos bajamos del avión en Palma por la misma manga iba a embarcando la gente a un vuelo a Memmingen. Me considero un tipo culto sobretodo en cuanto a geografía pero jamás en mi puta vida había escuchado siquiera de la ciudad de Memmingen (que resultó ser Alemania). Desde el aeropuerto de Palma tienes vuelos directos o con una escala a tantos lugares y culturas diferentes por menos de 200 euros (Casi 160 lucas a la fecha) que no puedo evitar sentir envidia y ganas de quedarme acá un buen tiempo para poder planear viajes por el fin de semana a Finlandia, Túnez, Turquía, Italia, Nigeria , ETC! Desde Santiago por esa plata la lista se reduce a Mendoza y Buenos Aires y de verdad culturalmente somos lo mismo aunque nos duela y les duela.

Mis tíos y mi prima Caro, que se tomó la semana de su trabajo en Barcelona para ir a trabajar desde la casa en Palma con nosotros, nos recibieron una vez más de lujo y habría sido todo tal como uno se imagina una luna de miel si no fuera por mi impresionante talento para estresarme por boludeces. Resulta que decidimos cambiar los volantes de nuestras bicicletas por volantes conocidos como de mariposa. El objetivo de éstos es ofrecer más puntos de apoyo para las manos y así evitar los dolores de palmas y muñecas que fuimos sintiendo durante el viaje. El gran problema que no preví fue que nuestros cambios con Brend shifters no son compatibles con estos manillares porque el fierro es más delgado que el del manillar de ruta que teníamos. Al final para hacer el cuento corto tuvimos que encargar un adaptador a una tienda inglesa y unos 150 euros después  entre las piezas, las manetas de freno nuevas y la ayuda para montarlas quedamos listos para  partir nuevamente.

Fueron 10 días que estuvimos en la casa de mis tíos, con todas las comodidades que se pueden imaginar y completo acceso a las cosas que sabemos nos van a faltar de ahora en adelante, como una buena conexión a internet. Uno pensaría que bajo esas circunstancias íbamos a aprovechar de perfeccionar nuestro equipo, apurar nuestros pendientes y dejar todo listo de verdad para el viaje. Lo único que ocurrió en la práctica es que mejoramos nuestra capacidad de dormir siesta y comer rico a tal punto que ni el primero de los pendientes de mi lista logré hacer. Éste era desocupar la memoria de mi cuenta de iCloud para poder sacar fotos con el teléfono asi que si encuentran el post muy pobre de imágenes ya saben, es culpa de la siesta. Tan pobre fue nuestra preparación que mientras bajábamos al puerto para tomar el ferry mi parrilla cedió y se fue con toda la carga para atrás ofreciéndome mi primera situación de mierda del viaje que debo aceptar, las echaba de menos. Mientras corría por la calle de Palma con una mano en el manillar, una en los bolsos y un pedal pegándome en el tobillo me acordé de cuando nos tocó bajarnos del Ferry en Algeciras recién llegados de Marruecos y me llevó de vuelta a ese lugar en que te sientes realmente de viaje, realmente desanclado, y aunque sea una diferencia sutil en el práctico hace un mar de  diferencias respecto a como me siento. Basta con decir que llevaba 4 meses pensando en sentarme a escribir sin poder lograrlo y aquí me tienen mareado  como borracho mientras el ferry cabecea el oleaje escribiendo en el iPad con su teclaco telescópico  y la Cami durmiendo  en uno de mis brazos… it feels good to be back.


De ahora el plan es llegar a Barcelona y pasar un día ahí para visitar la iglesia de la sagrada familia a la cual no entramos la vez pasada que estuvimos en la ciudad y nos quedó la bala pasada. Luego saldremos pedaleando al norte por la costa brava, con la intención de disminuir un poco la intensidad del pedaleo y disfrutar más de las playitas y las vistas que nos ofrecerá esta montañosa porción del camino. En aproximadamente 40 días tenemos que estar en Nueva Zelanda por compromiso de visas así que probablemente nos saltaremos en un tren una porción de la elegante costa Francesa para entrar a Italia con suficientes días para recorrer su costa occidental de punta a punta con incursiones a las ciudades de Florencia, Siena y Roma, después…..del después nos preocuparemos después.

Muchas gracias a todos quienes nos ayudaron durante estos agitados meses en Chile, a los que hicieron que el matrimonio fuera realmente y no por decir una de las mejores noches de nuestras vidas, y a la tía Ximena, tío Alberto y a la Caro por hacernos sentir en casa tan lejos de ella.

Dia 1: Barcelona a Blanes.

Nuestra estadía en Barcelona fue corta y precisa, la visita a la sagrada familia valió la pena, nos compramos los detalles que nos hacían falta aún para el viaje como bloqueador solar y fuimos a ver de nuevo al gran Pepe al bar quilombo, si van a Barcelona tienen que ir a ese antro.

Partimos a las 8:30 del Sábado 26 por la Avinguda diagonal de Barcelona en dirección al norte atravesando toda la ciudad casi desierta por ciclovías de lujo, pensando que  es otro lugar en el que podríamos vivir sin problemas más adelante…al menos que se independicen y nos quedemos sin hablar el idioma. Hablando de eso, mañana Sábado hay una elección de poca mont acá que ha agarrado mucha connotación porque hay un conglomerado de partidos independistas que quieren iniciar un proceso constitucional para la independencia de Catalunya. Por supuesto que no es un referendo para la independencia pero así lo presentan y han agarrado mucho pero mucho vuelo. De cada edificio, que acá les dicen fincas (No pude averiguar como le dicen a las fincas) cuelgan banderas catalanas, en la tele se preguntan si Catalunya podría quedar dentro de la comunidad europea, si tendrían que tener sus propias embajadas, donde jugaría el FC Barcelona, etc… Y lo mejor es que con tanta propaganda en las caller puedo practicar mi catalán con frases como “Junts pel sí, el vot mes important de teva vida”…..feo el idioma de verdad.

Bueno, luego de pasar el sector industrial feo en las afueras de cada ciudad importante tomamos por la costa por un continuo de pueblos balneraios lindos, pero al parecer muy para jubilados. La mayor parte del tiempo fuimos por paseos marítimos y por una carretera costera pequeña pero de buena berma. Lo mejor de todo es la cantidad de ciclistas y el respeto que se les tiene. Nos tocaron varios equipos de ciclismo de ruta y uno que otro entrenando para una triatlón como si fuera el dueño de las calles. No es de sorprenderse entonces que el tricampeón de los mundiales de triatlón sea Español…o catalán…whatever.

Lo que más me sorprendió es que la Costa Brava, esa que intimida por sus subidas y bajadas de la muerte, todavía no se aparece. Hicimos 70 kilómetros con apenas unos repechos de cerro. Ahora tenemos los cerros a la vista asi que tenemos que meterle harta azúcar al desayuno, pero estudiando un poco las distancias vi que tenemos apenas más de 100 kms a Perpignan, en Francia que se encuentra pasado los famosos Pirineos. Eso significa que si nos aplicamos vamos a sacar toda la dificultas de un cordón montañoso en dos días. Les juro que me dan ganas de enfilar hacia el interior para pasar por esos paisajes boscosos y con lagunas de alta montaña que se ven en el Tour de France pero tengo claro que por ahora no se puede.

Volviendo a hoy les explicaría con más detalle los pueblos recorridos, pero como no está claro donde empieza y termina cada uno no guardé los nombres en mi memoria. Almorzamos un Shawarma al plato con jugo por 8 euros cada uno y luego nos quedamos en este camping por 21. The costa Brava is expensive man! Vamos a tener que volver a los almuerzos de Mercadona sin glutem (supermercado) y estar atenti a las opciones de hacer wild camping. Mandé unos mensajes a anfitriones de warmshowers pero, primero me fue mal, y segundo como estamos en un lugar tan lindo tampoco quiero planear muy por adelantado para no cerrrarle las puertas a acortar días de pedaleo por pasar en cambio tardes de  playa mientras haga calor.

Recuerdan que en Marruecos solo pinchamos una rueda en 2 días? Bueno hoy pinché una en la tercera hora de pedaleo. Debiese existir un índice del desarrollo industrial de los países que midan la cantidad de mierda que se puede encontrar en las bermas de sus caminos cuyo indicador sea ruedas pinchadas per capita. No les cuento lo feliz que estaba a pleno sol desarmando las alforjas para encontrar la cámara de repuesto. Además, hay cosas que no se olvidan como andar en bici, hay algunas que sí se olvidan como la rutina de cambio de cámara de una rueda trasera, así que más encima al bolas tristes le quedaron las manos saturadas de aceite de cadena hasta que pudo poner la rueda de vuelta…no me pude comer ni una galleta en el camino hasta el camping.

Luego de instalar campamento bajamos a la playita a eso de las 4:30 PM, el problema es que a esa hora ya corre  viento y estaba helado entonces de tanto pensar si meterme al agua me quedé dormido, y luego de nuevo los dos juntos en la carpa. Nos fue bien con todo nuestro equipo de camping que pasó sus buenos meses sin usarse pero que no nos tenía ninguna sorpresa desagradable. Encontramos uno de esos risotto listos ricos en sodio para la cena, que es mucho más conveniente que andar paseando un paquete de arroz por el mundo y se nos acercó a conversar el Holandes de la caravan de al lado sobre nuestro viaje, su vida como jubilado viajero, sus años en la Sudáfrica pre apartheid y nos alegró un poco la velada. Lo único que me gustaría sería encontrar la forma de conectar con gente  sub 70, lo cual en estos campings parece imposible, y la verdad andamos muy cansados para salir a conocer bares o similares.

Mañana nos toca costa brava sube y baja por sus buenos kilómetros, pasado mañana debiésemos entrar a La France, buenas noches!

DIA 2: Blanes a Sant Feliu de Gixol

Querían montaña? Tomen ctm…dijo Dios, cuando nos puso al frente la verdadera costa Brava. Fue un día excelente para los escaladores, el Mati, y uno muy pesado para los sprinters, la Cami.

Despertamos y con todo relajo bajamos a la playa, donde finalmente me metí a la playa, nunca me había bañado ni en esta patita del viaje ni en la pasada. Desayunamos un tarro de piñas y unos panes con mermelada y dejamos los yoghurts que habíamos comprado para más rato. Ahi siguen los pobres en el bolso de la Cami, si mañana escribo desde un hospital a medio deshidratar ya saben de quien fue la culpa…de la Cami que los quiso guardar. La gran novedad es que hoy montamos la banderita que compró la Cami para el 18 en su bici en la parte más atrás de la parrilla y hasta ahora ha resistido hidalga al viento el emblema patrio.

De Blanes al norte se comienza a ver ese paisaje en que un cerro cae casi hasta el mismo mar y por ende hay que pensar en empezar a jugar a adivinar por donde va el camino, porque lo último que quieres es seguir por la costa como un callejón sin salida y luego tenerte que devolverte y subir cuando el ángulo de ataque al cerro sea mucho.

El primer ascenso era para bordear un cerro entre dos pueblos muy seguidos, entonces en esas carrteras se juntan locales industriales como reparaciones de camiones, ferreterías y stripclubs. Bajamos a Lloret de Mar que corresponde al pueblo siguiente que era parecido a todos los demás pero que nos tenía una sorpresa. Justo cuando íbamos subiendo para salir de la playa nos topamos con un grupo de nueve cicloturistas, NUEVE!!! Nosotros no pudimos siquiera calentar a un amigo con nuestro viaje y aquí de repente nos encontramos con un grupo de 9 Rusos yendo de Barcelona a las cercanías de Milán. Por un lado pienso que  entretenido pero por otro debe ser difícil coordinar por ejemplo las paradas a mear de las 4 minas del grupo, sin contar los distintos niveles sobre la bici. Se veían los hombres relativamente mal preparados, con shorts tipo surf y las chicas con jockey de baseball. Nos sacamos fotos y nos deseamos buena suerte pero dudo que nos volvamos a ver pues deben ir considerablemente más lento que nosotros.

De Lloret al norte el camino se puso precioso, va por un bosque de pinos y bordeando el mar ascendiendo granes alturas que cada cuanto regalan vistas impresionantes, de acantilados que caen al mar y dejan espacio para un pequeña cala o playita de aguas claras. Hacia el mar se abren caminos pequeños de poblaciones vacacionales en el cerro y con acceso a su playa, pero las pendientes de los caminos nos mantuvieron alejado de las playas. Así se sigue hasta el proximo pueblo de tamaño decente, que es Tossa de Mar. Ya sé que de acá a un mes habré olvidado y confundido todos estos pueblos con muy pocas diferencias entre ellos y con nombres me imagino   que Catalanes que no nos permiten relacionarlos con nada. Por lo menos en Tossa se puede almorzar bien en un chiringuito sobre la playa con las bicis a la vista. Un tanto caro pero eso parece ser el orden por esta región.

Después de almuerzo seguimos al norte y el camino se puso cada vez más bonito hasta que llegamos a un reoveco en el cerro que nos dejó ver una playita hermosa además con un camping. Aunque sólo llevábamos 25 kms a esta altura decidimos tratar de quedarnos ahi para disfrutar la tarde en la playa, pero el camping ya cerró por esta temporada. Estuvimos toda nuestra estadía ahí tratando de descifrar si había la oportunidad de quedarnos a la mala pero uno de los encargados nos dijo que quedaba un guardia, así que a la mierda con el plan. Aún así, aprovechamos yo de nadar y la Cami de tomar el sol (Debutó en el topless playero, solo porque muchas minas ya lo estaban haciendo, es más, me gané un charchazo por culpa de una Italiana).

El camino de ahí se pone aún más lindo pero realmente duro, eran aproximadamente las 5 PM y teníamos del orden de 15 kms hasta el siguiente pueblo, lo que parecía inofensivo pero se nos complicó HARTO  la cosa. Cada paso de un cerro nos hacía trepar por a veces hasta 2 kms, para luego bajar la misma altura al otro lado y comenzar a subir de nuevo. Las alturas con respecto al mar aumentaron y nos regalaron vistas aun mejores, algunas de acantilados de unos 100-150 metros derecho al mar. Cuando íbamos en un ascenso nos adelantaron un matirmonio en biciletas de ruta y nos metieron conversa. Resultó que él, que vivía en San Fransico fue a estudiar a UC Irvine, la misma universidad donde yo estuve de intercambio…its a small world after all.

Ahora nos encontramos en Sant Feliú de Mar, apenas entramos al pueblo encontramos un grupo de campers de viejos estacionados en un terreno baldío y nos dijeron que acá se puede estar gratis, así que armamos campamento detrás de un muro por acá mismo. Esto se pone aún mejor: Estamos al lado de la estación de buses que tiene un baño donde la gente puede ir a hacer sus number 2, this is heaven.

Como ya deben saber, la Cami duerme al lado mío y aunque no son aun ni las 10PM creo que es lo más sabio, porque hoy si que quedamos estrujados físicamente, Mañana el camino en el mapa se ve tan serpenteante que no dudo que sea más de lo mismo así que partimos por dormir bien. Con un poco de locura, mañana llegamos a Francia. Au revoir.

DIA 3: San Feliú de Gixols a Pals, 47 kms.

Uno de esos días muy ricos y a la vez muy hijoputas. Dormimos como las weas en nuestro rincón improvisado y lo sentimos desde la mañana. Nos pegamos una ducha de baby wipes por las zonas nomás y partimos apenas tuvimos el camping recogido, para parar a desayunar en la playa del pueblo. La noche anterior salimos a comer y nos compramos un queque , un jugo, y un pan, que junto con unos yoghurts del dia anterior nos tenían que dar la energía suficiente para soportar al menos la primera mitad del día. Pero se quedaron cortos.

Salimos por el camino principal del pueblo por una seguidilla de pequeños balnearios con sus hoteles, sus restaurants y sus tiendas de baratijas, en que cada pueblo se separa del sigueinte por una rotonda con una escultura al medio indicandao la entrada del siguiente. Nos ha tocado ver cada huevada de escultura…. pero hoy vimos una muy linda que era hecha de arbustos con forma de pato. Una de las cosas buenas de estar en una costa con el mar al este es que como el amanecer es por el mar , se tienen muy lindas vistas cundo logras salir temprano, y no comienza a hacer calor tan temprano, o quizás es sólo psicológico porque al pegar la luz del día harto antes de que aparezca el sol per se, se puede pedalear más rato de manera agradable antes de estar friéndose los cojones.

Hoy apareció por primera vez en todo su esplendor el invitado de piedra a esta fiesta: el viento. El viento es la diferencia entre un pedalear grato y una tortura y hoy, hoy decidió ser tortura. Justo en nuestra cara y  fuerte fuerte fuerte. Cuando vas con nuestro peso y con el viento en contra es como ir en subida todo el tiempo. A veces llegas al final de una subida y dejas de pedalear esperando que la pendiente hacia abajo y te lleve y no pasa nada de nada. Por lo mismo a veces te encuentras pedaleando en el plano en un cambio que reservas sólo para las subidas más mariconas y empiezas a pensar en parar hasta que se acabe el viento….como si eso fuera a pasar.

Para sumar a las malas sensaciones, los dos despertamos con varias picadas de mosquitos en las piernas, que cuando te empiezan a sudar se sienten más aún asi que entre cada tantos pedaleos había que coordinar para sacar una mano del manubrio y rascarse la pierna al subir. Para colmo de males les voy a contar una intimidad: Usamos una crema tipo hipoglós para, ejem… “lubricar” las zonas sensibles que generan mucho roce y así no generar irritaciones. Bueno, hoy como salimos apurados y sin pasada por el baño más que literalmente mear el arbustito no nos pusimos la cremita y como a mediodía se empezó a sentir.

Entonces, sin duchar, con ronchas de mosquito, sopeado y con bloqueador, con el rafe irritado…estábamos pa miss y mister mundo hoy día y las fotos lo demuestran.

La buena de hoy fue que encontramos finalmente un tramo del proyecto Pirinexus, que se supone que es la sección de Catalunya de la Eurovelo 8, ese proyecto de unir toda Europa por ciclovías que todavía está en pañales. Tomamos un camino de tierra  súper agradable un poco alejado del mar pero por campos muy lindos hasta llegar al puebo de  Palafrugell. Ahi decidimos bajar nuevamente a la playa hacia Begur, que sólo nos sonaba porque los papas de mi amiga Radford tienen una casa ahí pero no se encuentran ahi ahora. Craso pero craso error. Partimos subiendo un cerro terrible, de esas subidas laaaargas en que ves el fin chiquitito y no puedes decidir si los autos que llegan al final comienzan a bajar o no como al menos para que te ilusione llegar hasta ahí. Esa subida terminó en una curva a otra y luego otra y a esa altura ya eran más de las una y el hambre nos la estaba ganando. Cuando finalmente el camino partió para abajo habían unas pendientes tan fuertes que nos hicimos mierda las manos apretando los frenos. Antes de llegar a la playa pasamos un supermercado con una placita al lado y no la pensé dos veces: Era día de camping a lo pobre en barrio cuico.

Nos hicimos masitas de tacos con ensalada y jamón, 3 para cada uno, 01:47″ en comérnoslas. Postre de uvas…volaron. Después tiramos el cubrepiso en el pastito bien mantenido y en un minuto estábamos los dos durmiendo, la buena vida simple en todo su apogeo. El problema es despertarse entermo molido en la cota 0, y darte cuenta que la única salida es para arriba con pendientes tipo 15%. Recuerden amigos, si andan en bici no vayan a Begur.

Luego de andar un rato decidimos que nos sentíamos demasiado mal y que nos tocaba día de lavar ropa y de lavarnos las partes con jabón así que comenzamos a buscar un camping por las cercanías, lamentablemente como ya terminó la temporada de verano por acá los campings monstruosos cierran, es que deben tener 100 empleados! Así nadie puede mantenerse operacional todo el año. En fin, habiendo salido a la carretera de nuevo alejándonos de la costa nos recomendaron uno que estaba abierto, y aquí estamos. Súper caro de nuevo pero quedamos de lujo con unas duchas tremendas, una piscina con tobogán y muchas otras cosas diseñadas para viejos en sus cámpers. Es tan no pensado para carpas estos “campings” que no hay como meter una estaca, los sitios tienen un radier abajo!

Tuvimos que montar la carpa con la maroma que ya nos tocó hacer de amarrar los vientos a árboles y meter rápido las colchonetas para que mantengan la forma de la carpa. Lo bueno de estos sitios es que uno termina pagando la sensación de seguridad. En este momento estamos adentro de la carpa y afuera están casi TODAS nuestras pertenencias incluidas las bicis desamarrasdas y no tengo ninguna duda de que ahí estarán por la mañana. Al frente nuestro hay una pareja de viejos holandeses que cuando nos vieron llegar nos salieron a ofrecer una cerveza, luego les preguntamos si sabían donde hay un super y nos terminaron regalando pan, crema, tocino, queso y unas bebidas. Son otra de esas parejas de viejos choros que se encontraron con su ingreso por pensión asegurado y se pusieron a viajar como objetivo de vida. Hablamos de Nueva Zelanda donde estuvieron un mes arrendando un cámper, del sudeste asiático, de Francia y Alemania, de politica Holandesa, de como condimentar la pasta… prece que andamos cortos de roce social no?

Siguiendo con las buenas noticias, tenemos los teléfonos recargados asi que contamos con mapas de aquí hasta que nos peguemos otra noche tremendamente lujosa como ésta y mañana vamos a terminar nuestra aventura Cataluña visitando Cadaqués, que es un pequeño pueblo en una bahía cerrada que también queda después de una tremenda bajada y sin mucha más salida (este wn no aprende…). Cuando estaba pensando este viaje me leí un libro de una pareja que se fue a dar la vuelta al mundo en 1979, y ellos estuvieron un mes en este pueblo, que además es la cuna de Salvador Dalí, asi que puede estar entretenido. Mañana puede ser un gran día….si es que se seca durante la noche nuestra ropa y nos para de picar la irritación en el noesni.

Todas las fotos de nuestro paso por España las puedes ver AQUI

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comments

2 thoughts on “Pedaleando España- Cataluña

  1. Anónimo

    Que rico que ya estan de vuelta en el viaje soñado!! sigan reportando sus anecdotas para transportarme aunque sea mentalmente! un abrazo grande a los dos y todas las energias para seguir pedaleando!